Alt1040. Noticias acerca de Internet, diseño, música, cine, opiniones, weblogs y medios

Es uno de los weblogs de tecnología más seguidos de la blogosfera hispana.

Bitelia. Blog de software, internet y servicios web

Software y aplicaciones para mejorar tu vida, guías de uso, trucos, listas, noticias y todo sobre tecnología.

Xataka. Publicación de noticias sobre gadgets y tecnología.

Últimas tecnologías en electrónica de consumo y novedades tecnológicas en móviles, tablets, informática, etc.

Wwwhatsnew. Aplicaciones, marketing y noticias en la web.

Servicios que os pueden ser útiles para dibujar, gestionar tareas, hacer amigos, encontrar restaurantes...

Fayerwayer. Discusiones y opiniones de lo ultimo en tecnología y gadgets

Con secciones dedicadas a Internet, Software o Redes Sociales es un referente a nivel de tecnología en español.

26 de noviembre de 2020

Big Data e Inteligencia de Cliente: dos tecnologías que serán fundamentales para muchas empresas

Big Data
Como todos sabemos, desde comienzos de este año 2020 hemos estado sufriendo una importante pandemia que ha paralizado el mundo entero, tanto a las empresas como a la vida en general. Ante este obstáculo, no nos queda otra que adaptarnos a estas circunstancias y podemos además aprovechar esta situación para mejorar aspectos que ya tenían deficiencia en el pasado.

Desde hace ya unos años, un número cada vez mayor de empresas han ido implementando diversas tecnologías paulatinamente para mejorar la gestión, la producción, eficiencia, etc.
Pero aunque a través de esas herramientas eran capaces de generar una cantidad ingente de datos de sus clientes, posteriormente eran incapaces de aprovechar todo esta información para sacarle valor.


Cloud Security



Un avance en el análisis de los datos para las empresas


Y es aquí donde podemos contar con 2 tecnologías de un enorme potencial: el Big Data y la Inteligencia de Cliente.

El Big Data es de gran importancia para las empresas ya que nos proporciona respuestas a muchas dudas o preguntas que ni siquiera se conocían, pasando por tanto a tener un primer punto de referencia.

La analítica avanzada es fundamental para obtener el máximo valor de los datos de nuestros clientes y el Big Data puede utilizar distintos métodos y tecnologías para obtener esta información valiosa de conjuntos de datos de gran tamaño y diversos que tiene la empresa.

Utilizando estas herramientas de Big Data podemos almacenar, estructurar y procesar todos estos datos para a continuación poder utilizar la Inteligencia de Cliente y poder llegar a conocer mejor a nuestro cliente y en base a ellos realizar acciones para mejorar nuestro éxito.

¿Pero en qué consiste la Inteligencia de Cliente?


El innovador concepto “Inteligencia de Cliente” consiste en extraer y analizar la mayor cantidad posible de información acerca de nuestros clientes y potenciales para poder así ofrecerles el producto de forma personalizada y adaptado a sus necesidades, aspectos claves si queremos mejorar nuestras ventas y aumentar la fidelización en sus compras.

Debemos tener en cuenta que en el mundo digital de nuestros días la mayoría de estos clientes comparten su información con las empresas con las que están interactuando: hábitos de búsqueda, compra, intereses, preferencias…. una información vital que nos será muy útil para estudiar el perfil de quién nos compra y ofrecerle lo que necesita en cada momento.

Ventajas del uso de la Inteligencia de Cliente y el Big Data


Si la empresa emplea ambas tecnologías, además de conocer de mejor manera los gustos y preferencias de nuestro cliente como comentamos anteriormente, podremos predecir futuras compras, dispondremos de una detallada segmentación de nuestro público a la que podremos ofrecer desde ofertas u otras comunicaciones que creamos conveniente o conocer el grado de satisfacción que tiene en este momento con nuestros productos/servicios y poder actuar en consecuencia.

A nivel de gestión también supone una enorme mejora, ya que podremos analizar a través de indicadores (personalizados según queramos) diversos aspectos que conseguirán que a partir de ese momento nuestras tomas de decisiones puedan desarrollarse con mucho mayor conocimiento tanto de la empresa como de los clientes.

Para el departamento de Marketing todo esto será de gran ayuda, ya que ante el eventual lanzamiento de campañas podremos saber perfectamente a qué perfil de nuestros consumidores iremos dirigidos, poder comunicarnos utilizando newsletters dirigidas únicamente a un perfil de público específico o incluso hacerle recomendaciones directamente basadas en el comportamiento que ya conocemos de análisis previos de sus datos y que podremos predecir para futuros productos o servicios.

Además, tendremos un claro avance en la visualización de datos para usuarios sin conocimientos técnicos, ya que muchas de estas herramientas de análisis ofrecen en la actualidad múltiples bibliotecas de visualización más allá de los habituales gráficos de barras y líneas.

Los usuarios pueden elegir entre diagramas de dispersión, mapas de calor, mapas de árbol, visualizaciones en 3-D y, para el análisis de texto a través de nubes de palabras. También se permite a los usuarios arrastrar y soltar visualizaciones fácilmente en espacios de trabajo/cuadros de mando o cambiar de perspectiva al ver las relaciones de datos y las comparaciones en múltiples visualizaciones.

Futuro para muchas empresas


A día de hoy y con la total incertidumbre que tenemos con el COVID-19, el uso de la tecnología puede otorgar un gran apoyo a las empresas para conocer de una forma más profunda a sus clientes y automatizar toda esta recogida de datos y procesamiento.

Ante esta crisis y con la competitividad feroz que existe en el mundo empresarial, es una gran ventaja poder explotar toda la información de la que disponemos, conocer qué necesita el sector en el que estemos, qué es lo que se está demandando, los servicios que se requieren, qué se está valorando en nuestros productos o qué opinión tienen ante los precios u otros factores que consideremos relevantes.

De esta manera tendremos la capacidad de ofrecer a nuestros clientes un servicio personalizado y de mayor calidad, mejorando así su satisfacción por lo que tanto las ventas como las prescripciones tendrán un importante incremento.

¿Tu empresa ya tiene estas tecnologías o piensa implementarlas próximamente? ¿A qué esperas?


* Artículo de Miguel Fernández Cejas *



Miguel Fernández Cejas


CEO de Itop Consulting



BIO

Socio fundador de varias empresas tecnológicas relacionadas con la consultoría de gestión, el turismo, las redes sociales o la formación.

Actualmente está centrado en la dirección de Itop (www.itop.es), consultora especializada en la implantación de soluciones tecnológicas para empresas (ERP, CRM, BA, ECM, IoT, Marketing Digital, RPA y Apps), formación online (cursos de SAP Business One) y su producto estrella Curie Platform.

Completó su formación en Ingeniería Informática con varios cursos de postgrado en Big Data, inteligencia artificial, dirección de empresas y calidad.

LinkedIn: fernandezcejas
Twitter: @fernandezcejas


12 de noviembre de 2020

Seguridad en la nube: mitos y realidades

Cloud Security

Las tecnologías en la nube ofrecen a las organizaciones en cada sector ventajas en cuanto a costo y eficiencia, pero aún persisten varios mitos acerca de la seguridad de los datos.


La necesidad de reducir costes y aprovechar las nuevas características y capacidades son fuertes impulsores para la migración de soluciones locales a la nube.

La tendencia actual de adopción de la nube sugiere que muchas empresas están aplicando un enfoque equilibrado de actividad on cloud apostando por una estrategia híbrida de público y privado.

A medida que continúa la migración a la nube y las organizaciones se benefician de la agilidad que brindan las soluciones en este espacio, se han generado varios aspectos negativos en gran parte por la inexperiencia trabajando con soluciones cloud.


Cloud Security



Mito n.º 1: la nube no es segura


Cuando se utiliza de manera adecuada, la nube es tan segura como un centro de datos típico.

La nube en sí no es intrínsecamente insegura.
Cuando se descubren evidencias de seguridad, en la mayoría de los casos, son debidas a una configuración de nube incorrecta o código de cliente vulnerable pero no a fallos de seguridad en la propia nube, en el software o la infraestructura del proveedor.

Las grandes organizaciones parecen tener menos confianza sobre la seguridad de sus datos en la nube pública en comparación con las pymes. Esta incertidumbre es alimentada por la creencia de que existe una gran complejidad en la red de servidores conectados, en la migración a la nube y aplicaciones heredadas que son incompatibles con los entornos o servicios cloud.

El 94% de los pequeños negocios señaló ventajas de seguridad después de migrar a la nube (Microsoft. Driving Growth Together: Small Business and the Cloud).

Mito n.º 2: mi organización no usa la nube


El término "cloud" incluye la categoría de software como servicio (SaaS) y prácticamente todas las organizaciones utilizan algún tipo de servicio web, ya sea en el sector de recursos humanos, banca, eCommerce, marketing, alojamiento web o cualquiera de las demás actividades que se realizan en los negocios actuales. Incluso si la política organizativa no permite explícitamente servicios on cloud o no hay evidencia manifiesta de uso de estos servicios, su negocio aún puede depender de la nube.

Es posible que su organización actualmente no almacene datos en la nube pero si es un cliente de banca en línea o usa servicios de alojamiento web, lo que hace, de hecho, es acceder a las tecnologías de la nube.

Para finales de este año, se prevé que el 83% del total de cargas de trabajo empresariales de EE.UU. estará en la nube (Forbes. 83% of Enterprise Workloads Will Be In The Cloud By 2020).

Mito n.º 3: el proveedor de la nube me mantendrá seguro


Bajo el modelo de responsabilidad compartida, el usuario de la nube es es el responsable final de proteger sus datos.

El proveedor de la nube garantiza que el hardware no esté comprometido y el software y sistemas operativos de cualquier servicio ofrecido sean seguros. Pero es el cliente el que tiene que comprobar que las máquinas virtuales estén parcheadas, las aplicaciones no sean vulnerables y los permisos correspondientes sean los apropiados.

El proveedor de la nube constata que las instalaciones del centro de datos son seguras pero su organización tiene la responsabilidad de salvaguardar sus datos específicos.

Modelo de responsabilidad compartida:

  • Cliente: es el responsable de la seguridad de los datos "EN" la nube.
  • Proveedor: es el responsable de la seguridad "DE" la nube.

En 2022, al menos un 95% de los fallos en la seguridad cloud será por culpa del cliente (Gartner. Clouds Are Secure: Are You Using Them Securely?).

Mito n.º 4: la nube es solo la computadora de alguien más


La nube no es una única computadora.
En la nube, es posible que una solicitud informática se distribuya a cientos o miles de computadoras.

Hay servicios de almacenamiento on cloud, contenedores y otros servicios no tradicionales a considerar además de las máquinas virtuales.

La configuración y controles de seguridad para estos servicios no usará implementaciones de seguridad tradicionales como firewalls y software antivirus. Además, estos servicios suelen utilizar un conjunto de APIs para comunicarse entre aplicaciones por lo que los conceptos de direcciones IP y sistemas operativos a menudo no se aplican.

Hay requisitos de visibilidad adicionales y una mayor planificación necesarios para proporcionar controles de seguridad e instrumentación de computadoras distribuidas.

Por ejemplo, si una aplicación procesa fotos subidas por un usuario y un atacante envía una avalancha de fotos no solicitadas para procesarse, la aplicación puede escalar asumiendo el propietario de la aplicación los costes adicionales.
La infraestructura de la nube puede poner límites para ayudar en casos como este, pero deben entenderse bien y configurarse por adelantado.

Mito n.º 5: los adversarios avanzados no atacan la nube


Los atacantes persiguen los datos. A medida que los datos ingresan a la nube, también lo harán los atacantes.

La organización media puede moverse más rápidamente y reducir costes operando en la nube, pero debe entender que cualquier activo de valor que ubiquen allí será un objetivo y deben proteger los recursos en consecuencia.

Esto significa que no solo se deben implementar las mejores prácticas para la seguridad on cloud sino también ser conscientes del aumento de la actividad por parte de atacantes avanzados que buscan datos en la nube.

La mitigación de amenazas en la nube requiere dos aspectos fundamentales:

  • telemetría de datos sobre los que aplicar operaciones de seguridad.
  • modelos de amenazas que determinen qué herramientas, tácticas y procedimientos de los adversarios deben ser abordados y mitigados.

Y a su vez se pueden dividir en cuatro categorías de capacidades:

  • Inteligencia: aplicación de indicadores de inteligencia de amenazas.
  • Reglas: aplicación de patrones de amenaza conocidos.
  • Analítica: organización de la telemetría para mostrar anomalías.
  • Hunting: búsquedas basadas en hipótesis.

Aproximadamente 1/4 de las investigaciones de respuestas ante incidentes involucra activos alojados en una nube pública.

Con las altas expectativas a nivel mundial para los servicios de cloud pública, se espera que el mercado crezca y es hora de desmitificar estas falsas creencias para que las organizaciones puedan obtener visibilidad y tomar el control de sus operaciones en la nube.